¿OS IMAGINÁIS COMO SERÍA UN MUNDO EN EL QUE NO EXISTIERA LA PRIVACIDAD?

Los avances en las tecnologías de la información llevan consigo que cada vez haya más datos de carácter personal circulando por la red.

A ello hay que sumarle que los datos de carácter personal son considerados por algunas empresas como el petróleo del siglo XXI, ya que son esenciales para el funcionamiento de las organizaciones.

¿Y SI NO HUBIERA UNA LEY QUE REGULARA EL TRATAMIENTO DE NUESTROS DATOS?

Imaginad que cedeis vuestros datos a una empresa para contratar un viaje, y que esa empresa se los cede a otra (sin consentimiento previo) de otro sector, para que os envíe publicidad o contacte con vosotros. Vuestro correo electrónico podría llegar a saturarse, y nos pasaríamos horas al día borrando correos no deseados.

Pero vamos más allá. Con vuestros datos personales se pueden elaborar perfiles, permitiendo conocer vuestros hábitos, aficiones, vuestra salud presente y estimar la futura, etc. Cualquier organización podría conocer vuestros datos y usarlos para lo que ellos estimasen conveniente, mientras que no podríais hacer nada para defenderos, como por ejemplo, ejercitar vuestro derecho de cancelación u oposición sobre vuestros datos de carácter personal.

Entonces, ¿Pensáis que es importante salvaguardar vuestra PRIVACIDAD?

Para proteger nuestros datos de carácter personal, nuestra principal aliada es la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD), además de la nueva Reglamentación Europea de la que ya hemos hablado en alguna ocasión, el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), así como la Ley de los Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico (LSSI-CE).

Estas normativas no son un capricho, si no que son esenciales para que los datos de carácter personal que cedemos para contratar un producto o servicio queden correctamente protegidos.

Recordad que cada uno de nosotros es dueño de su información y, por ello, tiene derechos que le amparan, tales como el derecho de acceder a su información, cancelarla, rectificarla u oponerse a su tratamiento.

Por ello, exige siempre que tus datos sean correctamente protegidos cuando los cedas a una organización, así como protege los datos que tratas en el día a día de tu empresa, porque nuestra privacidad es importante.

Es buen negocio invertir en PRIVACIDAD

Entrada original Publicada el 4 de septiembre en Liñan Consultores (ver original)

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This